JESUS, Nuestra senda antigua

Este día viernes fue muy especial, aunque no me correspondía enseñar creo que Dios lo hace todo como quiere. Yo tenia en mi corazón hace un buen tiempo reflexionar sobre esto y les dejo algunos apuntes de lo que compartimos junto a los Adolescentes de Templo Central

JESUS es nuestra senda antigua

El avance tecnológico que tenemos en el mundo es algo que nos a ayudado a estar mas conectados, entre los que estamos cerca pero también con aquellos que están lejos. Sin embargo también es cierto que muchas veces la tecnología en vez de conectarnos, nos ha desconectado de nuestras relaciones.

Hemos pensado que por hablar por whatsapp o ser amigos en facebook estamos relacionándonos con alguien pero lo cierto es que nada de esto podrá reemplazar un abrazo, un contacto físico o mirarnos a los ojos y decir las cosas que sentimos.

Muchas veces nos hemos sentido así, desconectados con alguien, con nuestras familias e incluso con Dios. La pregunta es: ¿Que puedo hacer para volver a conectarme?

Vuelve al inicio

Cuando los aparatos tecnológicos comienzan a fallar es necesario volver a los datos de origen, si un virus entra a tu computadora un informático te dirá “debemos formatear” es decir borrar todo y comenzar desde cero.

Cuando sientes que cosas en tu vida no están bien, o no están resultando como esperabas, creo que es tiempo de volver a los datos de origen.

Recuerdo cuando era un adolescentes estaba en Argentina en misiones junto a un amigo, luego de jugar futbol hasta altas horas de la noche volvimos solos a casa y perdimos el camino. Caminamos tanto que incluso estuvimos a punto de salir de la ciudad. Teníamos 2 opciones, seguir caminando para encontrar el camino o volver al inicio para poder llegar a nuestro destino. Hicimos lo ultimo, nos costo mas tiempo pero volvimos al inicio y ahí recordamos el camino a casa.

Cuando estas perdido, solo piensas en encontrar el camino, solo piensas en tomar la mejor decisión para llegar a destino, pero la solución es volver al principio, volver a tu principio siempre te mostrara hacia donde ibas.

La senda antigua.

La biblia nos relata de un tiempo en donde el pueblo de israel a pesar de haber sido un pueblo formado en los principios de Dios habían perdido el rumbo, habían perdido los mandamientos de Dios y con ello la dirección sobre como debían dirigir sus vidas, seguían sacrificando, seguían haciendo sus actividades, pero la palabra de Dios no estaba ahí. Es en ese momento en donde Jeremías Profeta de Dios habla al pueblo y les dice lo siguiente:

Jeremías 6:16 – Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.

El camino antiguo, el buen camino, la dirección de Dios, es lo que el pueblo había perdido, la ley que los dirigía conforme a la voluntad de Dios para ese tiempo, ellos habían estado actuando bajo sus propios pensamientos.

Para nosotros en este tiempo, la Ley ya no es nuestro patrón de normas a seguir, sino que JESUS vino a ser para el mundo esa nueva dirección, ese nuevo modelo al cual nosotros debemos mirar, ese varón perfecto que nos enseña como vivir una vida plena.

Por lo tanto si tomásemos este versículo para este tiempo, tendría que decir: “Deténganse, no sigan haciendo lo que están haciendo, no sigan actuando bajo sus pensamientos, pregunten por JESUS, ¿Donde dejaron a JESUS?  ¿Cuando dejaste de andar en la voluntad de JESUS? ¿Cuando fue mas importante lo que haces que aquello que eres en JESUS?

Si algo te hizo desconectarte de la relación con JESUS, este es un buen día para volver a empezar y retomar el camino inicial, JESUS es nuestra senda antigua, JESUS es nuestro buen camino.

No importa lo que hagas en la Iglesia e incluso si semana a semana estas liderando y entregando un mensaje, tu relación con JESUS es el centro de todo.

Apocalipsis 2: 2-4

Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Si haz dejado ese primer amor, esa primera pasión, quizás hoy es tiempo que vuelvas a retomar el camino como en el principio, JESUS es nuestra senda antigua.

Que Dios les bendiga a todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s